Inflación del Estilo de Vida

0 499

La situación donde uno aumenta sus ganancias seguidas por un aumento en los gastos es muy común. Queremos dinero para tener cosas que realmente no necesitamos. Esa relación entre el crecimiento de los ingresos y el monto de gastos no necesarios nos da un señal de un alto nivel de inflación del estilo de vida.

La principal señal de que su sistema financiero está funcionando mal es su inhabilidad de ahorrar dinero. Vivir con ello puede compararse con un lujoso carro antiguo, el cual se ve como nuevo por fuera, pero su motor tiene tanto desgaste que en cualquier momento podría detenerse para siempre.

 

No todo el dinero del mundo


 

Una pelea perfecta contra la inflación del estilo de vida se ve en la película “Todo el dinero del mundo”. Paul Getty, el protagonista principal, es el hombre más rico del planeta, pero el mismo lava su ropa, porque no quiere pagar por alguien que se encargue de la casa.

Su nieto es raptado y los secuestradores le pidieron un rescate de 17 millones de dólares, pero Getty se negó rotundamente. Paul dijo que amaba a su nieto y realmente sentía que era especial, pero seguía manteniendo su posición. La historia termina muy mal.

Debido a su miedo de perder incluso parte de su fortuna, Paul Getty se convirtió en un verdadero miserable, aunque realmente llevó al mínimo la inflación de su estilo de vida. Sin embargo, no recomendamos que usted se vuelva como Getty, así que no vamos hablar de cosas como la regla de la austeridad.

Intentaremos no llevar las cosas al extremo y solo le hablaremos acerca de dos enemigos de sus finanzas. Esperamos que nuestro artículo lo ayude a entender el motivo de sus dificultades para ahorrar dinero incluso cuando sus ingresos están aumentando.

 

La publicidad es su enemigo número uno


 

Todos saben que la publicidad es el motor del comercio. Los publicistas crean marcas, slogans, estilos, que muchas personas comienzan a seguir. Pero el comienzo de las ventas de un smartphone o un nuevo modelo “asequible” no es motivo para gastar todos los fondos de los que dispone.

¿Pregúntese a sí mismo si usted está satisfecho con lo que tiene ahora? ¿El equipo que usted puede con los retos?

Si el vehículo funciona bien, y el smartphone que usted compró seis meses atrás todavía se ve, repica y envía mensajes instantáneos, no hay necesidad de gastar dinero en la misma cosa, que cuesta dos veces más. Es mejor que usted se ahorre ese dinero.

La publicidad toma a una persona como una fuente de consumo, solo ve a un humano como un sujeto solvente. ¿Entonces por qué no ver a los bienes y a los servicios con ese mismo escepticismo?

 

Los accesorios son su enemigo número dos


 

El mundo moderno se está moviendo con un ritmo frenético. Las personas están listas para trabajar 12-15 horas al día para no perder su espacio en el sol. Entendemos que bajo esas condiciones es muy difícil sin una descarga emocional. Y el consumo es como una especie de descanso.

Pero hay casos donde la compra de un nuevo dispositivo se convierte en una forma de enfatizar nuestras capacidades y mostrar un status, que algunas veces ni siquiera existe. Para decirlo de una manera más sencilla, es una forma de alardear.

Podemos decir solo una cosa. Es un poco absurdo llevar una carga financiera adicional para poder impresionar a las personas alrededor de usted.

El consejo práctico sería el siguiente: no caiga en la trampa, usted debe limitar el número de accesorios de “estatus” que usted va a comprar y planificar cuánto usted va a gastar en ellas durante el año.

 

Memento mori


 

Los comandantes Romanos que entraban en la capital del imperio después de una exitosa campaña militar, tenían esclavos que les susurraban “¡Memento mori! (“¡Recuerda la muerte!). De modo que los esclavos le recordaban a los triunfadores su impotencia, no solo de la muerte, sino de las circunstancias en general.

La estabilidad de nuestra situación financiera está inseparablemente ligada con la racionalidad de la persona gastando. Entender sus ingresos y sus posibles gastos le permitirá a usted ser precavido y a estar preparado para cualquier cambio en su vida.

 

Los placeres simples de la vida


 

Al optimizar sus gastos, usted reducirá el invisible grado de recalentamiento de su sistema financiero. Al final del mes usted tendrá un dinero adicional que definitivamente le generará emociones positivas.

¿Y qué hay de los ahorros? Primero, vea lo anterior. Segundo, ¡no se olvide que el dinero debe trabajar! Invierta en negocios, gaste en entrenamiento. Deje que sus ahorros sean útiles.

Adicionalmente, le recordamos una vez más que usted no tiene que convertirse en un miserable. Una membresía en el gimnasio, una noche en el cine con la familia al final de la semana o una cena con amigos en un buen café, estas son cosas que no representan mucho. Además, todas ellas lo ayudan a recargar sus energías por un buen tiempo.

Usted no debe permitir que se sobrecarguen el resto de los sistemas solo para salvar sus finanzas. Lo importante es mantener la armonía.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.