El banco central de Japón está considerando comprar bonos verdes.