La división de las acciones de NVIDIA puede ser una oportunidad para obtener ganancias adicionales con el aumento de volatilidad que vendrá tras el evento del 20 de julio.